Aberdeen Ferguson 1983

El Aberdeen de Sir Alex Ferguson

Todo el mundo conoce la historia de Sir Alex Ferguson en el Manchester United, pero no son muchos los que saben de su pasado. El Aberdeen, fue el club que catapulto a “Fergie” a la fama. El equipo del este de Escocia, tuvo su época más dorada durante su mandato. En su segunda temporada ya consiguieron el título de liga (1980), un título que llevaba 14 años en manos de Celtic y Rangers.

Era la segunda liga para el Aberdeen (1955), pero el mayor de sus logros se viviría en la temporada 1982-1983. Esa temporada, los de Ferguson, disputaban la Recopa de Europa. El Aberdeen, que tuvo que superar la fase previa, se coló en los cuartos de final tras eliminar al Lech Poznan polaco. Los polacos no eran un rival cualquiera, ese mismo año conseguirían ganar su competición doméstica.

En los cuartos de final el cuadro era temible, equipos como F.C. Barcelona, Real Madrid, Bayern de Munich e Inter de Milán estaban entre los 8 mejores. Y fue precisamente el Bayern de Munich el rival del Aberdeen. El equipo alemán disponía en sus filas de estrellas mundiales como Rummenigge, Breitner y Augenthaler.

El Olimpico de Munich acogió la ida de la eliminatoria donde ni alemanes ni escoceses pudieron tomar ventaja. Todo iba decidirse en el Pittodrie Stadium, estadio donde “The Dons” han jugado desde 1903 y continúan haciéndolo en la actualidad.

El todopoderoso Bayern iba a conseguir ponerse por delante en el marcador hasta en dos ocasiones. El segundo gol, obra de Pflugler le ponía muy cuesta arriba la eliminatoria a los escoceses. A falta de 15 minutos, los pupilos de Ferguson todavía necesitaban 2 goles para clasificarse. Pero en un minuto mágico McLeish y Hewitt le daban la vuelta al marcador y desataban la locura entre los “Red Army” (apodo de la hinchada del Aberdeen).

En semifinales esperaba el Waterschei Thor de Genk, un rival de mucho menor nivel que los bávaros. Y así lo demostraron ya que en la ida el Aberdeen dejó prácticamente sentenciada la eliminatoria al ganar 5-1. En la otra semifinal el Madrid de Alfredo di Stéfano (entrenador) superaba al Austria de Viena gracias a los goles de Santillana y Juanito.

El equipo blanco partía como gran favorito. La prensa hablaba de un rival asequible, mucho más duros hubiesen sido Bayern de Munich, Barcelona u otros rivales. El Real Madrid conocido por su gran palmarés europeo se enfrentaba a un rival que carecía de palmarés continental y que apenas contaba con 2 títulos de liga.

Pero Ferguson había logrado construir un bloque temible alrededor del centrocampista pelirrojo Gordon Strachan. Un conjunto sin fisuras que practicaba un fútbol completamente británico y lo hacía mejor que nadie. Además la lluvia caída en el Nya Ullevi de Göteborg permitiría a los escoceses exhibir su fortaleza física.

El Aberdeen salió en tromba y Black, que ya había avisado con un disparo al larguero, adelantó a los de Ferguson tras un rechace en el área. El Madrid impotente, se veía superado por su rival, pero un error de Mc Leish iba a igualar el partido. El central pasó atrás a su portero, Santillana muy atento le leyó la jugada y se anticipó a Leighton que lo derribó. El penalti fue transformado por Juanito.

Fueron los momentos de mayor sufrimiento para “The Dons”. El Madrid comenzó a dominar el medio del campo con su calidad y Mc Ghee sufría ante el fuerte marcaje de Camacho. Tras el paso por los vestuarios, el conjunto de “Fergie” volvió a ejercer una presión axfisiante y el físico de los blancos no respondía. Stachan se convirtió en dueño del partido y solo las paradas de Agustín permitieron al Real Madrid llegar con vida a la prórroga.

Sería en la segunda parte de la prórroga cuando Hewitt lograría el tanto del triunfo con un certero cabezazo en boca de gol. El joven delantero que era habitualmente suplente, ya había sido el héroe en la eliminatoria contra el Bayern de Munich. Quedaban 8 minutos locos donde Mc Ghee pudo sentenciar y en la última jugada del partido Salguero dispuso de una falta en la frontal del área que salió fuera por poco.

No había tiempo para más, el italiano Gianfranco Menegali señalaba el final del partido y el Aberdeen hacía historia al ser el tercer equipo de Escocia en conseguir un título europeo.

En los años siguientes, el conjunto escocés siguió haciendo historia conquistando la Supercopa de Europa y más títulos nacionales. El Aberdeen consiguió 3 ligas bajo el mandato de Alex Ferguson, el mejor entrenador de la historia de los “Red Army”.

Tal es su legado que solo Celtic y Rangers han ganado la liga escocesa desde su marcha.

Fdo: Questra

Deja un comentario